Ventajas

Ventajas de los vehículos eléctricos

Dado que los vehículos eléctricos cada vez son más habituales y que un número creciente de fabricantes está lanzado modelos nuevos, muchos nos planteamos adquirir uno. Los conductores que se planteen la transición al vehículo eléctrico podrán disfrutar de una amplia serie de ventajas, aunque tal vez no las conozcan todas.

Costes operativos de los vehículos eléctricos

Muchas personas que deciden pasarse a los vehículos eléctricos se ven gratamente sorprendidas por el coste que supone su uso. Aunque algunos modelos eléctricos presenten precios iniciales ligeramente superiores a los de los coches de gasolina, ofrecen sin lugar a dudas ventajas económicas más adelante.

image

Los costes operativos de los vehículos eléctricos se dividen en tres categorías:

  • Coste de adquisición (incentivos y reducción o exención fiscales)
  • Coste de la propiedad (exención o reducción del impuesto de circulación)
  • Coste del uso del coche de empresa (exención o reducción del impuesto sobre las prestaciones en especie)

Una de las principales formas en las que los vehículos eléctricos le ayudan a ahorrar son los costes de repostaje. Hoy por hoy, los conductores están más que acostumbrados a gastar mucho dinero para llenar el depósito, incluso en los coches de gasolina más pequeños y económicos, y las fluctuaciones del precio del petróleo suponen, con frecuencia, que dichos costes aumenten considerablemente. Por el contrario, cargar un vehículo eléctrico apenas cuesta una pequeña parte de esto.

Hay varios factores que pueden afectar al precio de la carga de un vehículo eléctrico, como cargarlo en casa o en un lugar público, así como la potencia del suministro. De forma general, el modo más económico de «repostar» consiste en cargar el coche en casa durante la noche.

Los cargadores para el domicilio conllevan un desembolso por adelantado; no obstante, puesto que el gobierno concede ayudas por adquirir coches eléctricos, podrá compensarlo en parte, es decir, que pagará menos.

Cargar el coche en los cargadores públicos puede resultar más caro según la tarifa por hora, pero eso suele deberse a que la tensión es mucho más elevada y, por lo tanto, la carga también es más rápida.

image

Ayudas para vehículos eléctricos

La mayoría de los vehículos eléctricos que se adquieren son nuevos e incluyen tecnologías muy novedosas, por lo que estos coches suelen parecer más caros que los modelos de gasolina o diésel. Con el fin de fomentar la adquisición de vehículos eléctricos y de compensar ese coste, los gobiernos europeos han introducido distintas ayudas.

Otras ventajas de los vehículos eléctricos

Los vehículos eléctricos ofrecen una serie de ventajas económicas, de rendimiento y medioambientales en comparación con los modelos de gasolina y diésel.

Ventajas medioambientales de los vehículos eléctricos

Los vehículos eléctricos no emiten gases de escape, por lo que no se liberan gases nocivos al entorno. Esto repercute favorablemente en el medioambiente, puesto que los gases de escape son nocivos para la salud y también contribuyen al cambio climático.

Además de las obvias ventajas que supone que no haya emisiones, los vehículos eléctricos también son energéticamente más eficientes que los convencionales, es decir, que utilizan la energía de un modo más productivo y consumen menos para llevarle a su destino.

Ventajas de rendimiento de los vehículos eléctricos

Muchas personas dan por sentado que los vehículos eléctricos son menos potentes que los modelos de gasolina o diésel, pero, en muchos casos, eso no es cierto. Los vehículos eléctricos suelen contar con un rendimiento mejor que los motores de combustión en lo que a potencia, par y aceleración se refiere. También suelen manejarse mejor, ya que su centro de gravedad se sitúa más abajo debido al peso de las baterías montadas en el chasis.

Asimismo, los vehículos eléctricos están diseñados para ser lo más eficientes posible y cuentan con menos piezas móviles. Por lo general, presentan tres componentes principales: cargador de a bordo, inversor y motor, lo que supone un menor desgaste y menos carga para el motor, de manera que hay menos elementos que pueden sufrir desperfectos.